El difunto Congresista John Lewis derramó su propia sangre cruzando el puente Edmund Pettus para luchar por los votantes afro americanos é negros y los votantes de color para participar en el proceso electoral de Estados Unidos y la promulgación de la Ley de Derechos Electorales de 1965.

Hoy, nuestro derecho al voto están siendo atacados a nivel nacional por los legisladores estatales que introducen y aprueban leyes para poner barreras a nuestra participación en las elecciones. Nosotros los estadounidenses se están uniendo para luchar.

Únase a nosotros el 8 de Mayo para exigir la aprobación del proyecto de Ley Para el Pueblo, la Ley de Promoción de los Derechos Electorales John Lewis y la Estadidad de D.C y para abordar uno de los mayores obstáculos para la aprobación de los derechos civiles y de voto, y uno de los últimos vestigios de esclavitud – ¡obstruccionismo parlimentario (Filibuster)!